Feliz año nuevo!

Antes que nada quiero felicitaros a todos los que seguís mi blog año tras año. Este año ha sido muy satisfactorio en muchos aspectos. Hemos sido testigos del lanzamientos de álbumes geniales. Hemos mejorado un poco como personas y hemos disfrutado de cada minuto de felicidad con los nuestros. Ahora tenemos todo un año por delante para continuar esa cruzada que supone alcanzar nuestros sueños, explorar cada rincón de nuestro interior en busca de nuestra identidad propia y disfrutar aprendiendo de este mundo que tanto nos gusta de la mano de aquellos que nos acompañan y nos arropan con su amor en el desamparo del corazón vacío en el frío del invierno.

 

Ha sido también un año duro en muchos aspectos. Hemos seguido sufriendo más y más pérdidas de músicos brillantes. Pero su obra esta en Youtube y Spotify, y podemos disfrutar su música durante muchos años.

 

También hemos cargado y cargaremos con el peso en nuestras espaldas de la mala gente. Ya sabéis, esa gentuza que roba, que miente, que juega con los sentimientos de los demás, que es egoísta y sustrae de los demás aquello que deberían conseguir por sí mismos. La hipocresía se viste de gala cuando esa muchedumbre promueve ese asqueroso estilo de vida, y celebra la victoria cuando la gente honesta se ve obligada a hacer propio ese tipo de comportamientos con la excusa de que las cosas son así y no se pueden cambiar.

 

Pese a todo, quiero hacer un llamamiento a la buena gente, a quienes tienen valores adquiridos que le obligan día a día a ser mejores personas. Esas personas son las que dan sentido a este caos. Son ni más ni menos aquellos que construyen el mundo del mañana dándole valor a aquello que hacen y siendo productivos, ofreciendo lo mejor de sí mismos a cualquiera que lo necesite, sea amigo o enemigo, recibiendo así muchísimo más de lo que ofrecen.

 

Sin más os invito a ser mejores día a día, os invito a luchar por alcanzar vuestros sueños y a vivir una vida plena en todos los aspectos.

 

Amirkharma.