Aprende a ecualizar (DJ) en solo 5 minutos

 

 

Así, como aparece en el título del post, vais a aprender a ecualizar dos temas que estén sonando de manera simultánea en vuestra mesa de mezclas de DJ o controladora en sólo 5 minutos.

Con este tutorial aprenderéis una manera que es perfectamente válida para todas las canciones que puedan sonar de manera sincronizada.

La mayoría de los mezcladores de DJ cuentan con 3 potenciómetros de eq por canal: graves, medios y agudos.

 

 

Antes de nada es conveniente saber que las frecuencias graves, por sus características idiosincráticas, no suelen sonar bien cuando las de ambos tracks suenan a todo volumen y de manera simultánea. Suele ser muy común el hecho de alternar entre los graves de un track y los graves de otro. Yo personalmente suelo hacer un fade entre los graves de un tema y los graves del otro, de manera que a la vez que voy bajando unos graves voy metiendo otros. Otras veces, simplemente corto los graves de un tema (los dejo a 0 usualmente antes de un cambio) e inmediatamente meto los graves del otro tema al volumen aecuado (la marca del potenciómetro en medio).

Debéis saber que en esta técnica de mezcla vamos a relacionar de manera orientativa las frecuencias de los 2 temas que queramos mezclar. Lo podéis ver en la siguiente gráfica.

Como veis claramente, las frecuencias graves del tema 1 y del tema 2 están inversamente relacionadas, de manera que cuando aumento unos graves bajo los otros. Y las frecuencias medias están inversamente relacionadas con las frecuencias agudas, de manera que si quito medios de un tema añado agudos del otro. Y si quito agudos de un tema añado medios del otro.

De esta forma, podríamos preparar el tema que vamos a meter quitandole medios y graves, de manera que hago el cambio de graves en el momento adecuado (cambio los graves del tema 1 por los graves del tema 2, radical o progresivamente) e inmediatamente voy añadiendo medios del tema 2 a la vez que voy cortando agudos del tema 1, hasta el punto de dejar el tema 2 con la eq en modo flat (eq plana) y y los agudos del tema 1 a cero (0). Posteriermente iré recortando el volumen del tema 1.

También se puede hacer lo mismo pero quitando agudos en el tema 2 en lugar de medios, con la diferencia de que esta vez le vamos a ir recortando los medios al tema 1. Es la misma técnica pero cambiando el recorte de medios del tema uno por el recorte de agudos del tema 1.

 

Espero que con un poco de esfuerzo y ganas dominéis esta sencilla técnica de mezcla que os permitirá mezclar todo un abanico de géneros musicales de manera fácil y efectiva.

 

Primeros pasos en la masterización

masteriz

 

Antes de nada conviene recordar la diferencia entre la mezcla y la masterización. En la mezcla se manejan todas las pistas que componen una canción por separado, y en la masterización solo se efectúan cambios a la pista principal o máster, que obtenemos al exportar la mezcla.

Cuando masterizamos, efectuamos pequeños retoques a la pista master con los siguientes objetivos:

1º Que el espectro de frecuencias se encuentre correctamente balanceado, es decir, que graves, medios y agudos posean un volumen adecuado.

2º Que la pista resultante suene correctamente en la mayoría de equipos en los que se espera que vaya a ser reproducida (minicadenas, reproductores de mp3, ordenadores portátiles, etc)

3º En el caso de que se mastericen distintas pistas para un mismo proyecto,  debemos de procurar que todas las pistas de dicho proyecto posean un sonido homogéneo, es decir, que la escucha del disco sea de lo más placentera, evitando así cambios en el volumen general entre un track y otro o cambios de volumen en rangos de frecuencias específicas entre un track y el siguiente.

Esta tarea puede parecer a priori algo compleja, pero una vez que nos hemos focalizado en el sonido que deseamos obtener, la cosa no resulta tan complicada.

Debemos saber que cada género ( y cada subgénero) posee un sonido característico. Afrontar una masterización tomando en cuenta los parámetros de una canción que nada tiene que ver con la que tenemos entre manos, puede dar como resultado un sonido confuso y poco coherente.

Antes de comenzar la masterización de una pista de audio, debemos estar muy seguros de que la mezcla ha quedado equilibrada, ya que los errores que fácilmente se subsanan en una mezcla pueden ser difíciles de corregir en el proceso de masterización. Por ello debemos dejar para la masterización sólo aquello que corresponda a dicha etapa.